Empresas de China y Venezuela, así como un consorcio ecuatoriano-venezolano, invertirán 696,1 millones de dólares en el desarrollo de cuatro campos petroleros considerados “menores” de Ecuador, tras firmar los respectivos contratos con la petrolera estatal Petroamazonas.

Representantes de la firma china CNPC, la venezolana Wayraenergy y el consorcio Cóndor Servicios Petroleros suscribieron hoy los contratos con Petroamazonas, en una ceremonia desarrollada en el Palacio de Gobierno de Quito, que contó con la participación del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno.

CNPC tendrá a su cargo el desarrollo del campo Parahuacu, Wayraenergy el Paka Norte y Cóndor Servicios Petroleros los de Drago y Guanta Dureno, todos ellos administrados por Petroamazonas y ubicados en las provincias amazónicas de Sucumbíos y Orellana.

Lenín Moreno, así como el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, y el presidente del directorio de la Empresa Coordinadora de las Empresas Públicas (EMCO), Edisson Garzón, participaron como “testigos de honor” en la firma de contratos.

Los convenios se suscribieron bajo la figura de “contrato para la provisión de servicios específicos integrados con financiamiento de la contratista, para la ejecución de actividades de perforación y completación de pozos, reactivación de pozos cerrados, y construcción y ampliación de facilidades”, informó la estatal.

Agregó que esta suscripción es el resultado de una ronda de negociación que empezó en junio del año anterior y explicó que los llamados “campos menores” son aquellos cuya producción es menor a 5.000 barriles diarios de petróleo.

Petroamazonas calcula que los campos alcancen, durante los diez años de vigencia de los contratos, una producción acumulada de 90,8 millones de barriles.

Los convenios establecen un mecanismo de pago de tarifas variables, de acuerdo con el precio del marcador de crudo estadounidense WTI, que sirve de referencia para el petróleo ecuatoriano.

Petroamazonas pagará por los servicios una tarifa promedio de 14,35 dólares por barril, considerando un precio del crudo WTI de 50 dólares por barril, lo que significa ingresos netos para el Estado ecuatoriano de 1.234 millones de dólares.

En 2017 el costo de producción de crudo de Petroamazonas fue de 17,26 dólares por barril y su producción promedió alcanzó los 425.000 barriles diarios de petróleo.

Durante la ceremonia, el ministro de Hidrocarburos destacó el proceso transparente seguido para la firma de los contratos de los campos menores y adelantó que se prepara una segunda ronda de negociaciones para otras zonas del mismo tipo.

El ministro Pérez, además, anunció que para el segundo semestre de este año se convocaría a la llamada “Ronda Suroriente”, para campos nuevos ubicados en el sureste del país.

De su lado, el presidente Moreno agradeció la confianza de las empresas privadas nacionales y extranjeras para invertir en el país y dijo que su Gobierno proporcionará la seguridad jurídica necesaria.

“Ecuador goza de total confianza entre los inversionistas internacionales”, insistió Moreno y felicitó a las firmas que hoy suscribieron los contratos al considerar que se encuentran entre las primeras inversiones extranjeras directas que llegan a Ecuador desde que asumió el poder en mayo del año pasado.

“Con nosotros gozan de total seguridad para su trabajo”, dijo a los empresarios y aseguró que su Gobierno, además, promueve el principio de “cero tolerancia a la corrupción” que, a su criterio, robustece la confianza y seguridad para la inversión.